El Renault DP World F1 Team se hizo hoy con su segundo podio del año en el Grand Prix de Emilia Romagna tras la impecable conducción de Daniel Ricciardo y una estrategia de muro arriesgada. El resultado sitúa al equipo en la tercera posición del Campeonato de Constructores.

Por desgracia, Esteban Ocon se retiró de la carrera en la 28.ª vuelta tras las sospechas de un problema en la transmisión del vehículo que todavía deberá investigarse. El francés se había mantenido cerca de los diez mejores en las primeras etapas de la carrera pero tuvo un problema que le dejó tirado en pista y, en última instancia, provocó su retirada.

Ricciardo había empezado la carrera ocupando la quinta posición de la parrilla pero, en cuanto cruzó la línea de salida, inmediatamente avanzó una posición. Desde su cuarta posición y a bordo de un conjunto de neumáticos Pirelli Soft, se mantuvo una vuelta por delante de Gasly y Leclerc. Tras la retirada de Gasly, Ricciardo pudo parar en boxes para instalar unos neumáticos Pirelli Hard nuevos y mantener su posición por delante de Leclerc, a pesar de que el piloto de Ferrari se lo puso muy difícil. Perez había adelantado a la pareja pero las tornas se giraron en la vuelta 51, con la salida del coche de seguridad para la retirada de Verstappen. Cuando Perez paró para un cambio de neumáticos, Ricciardo ganó dos posiciones y se mantuvo firme sobre sus neumáticos usados hasta alcanzar la bandera y hacerse con el segundo podio del Renault DP World F1 Team y el 31.º de su trayectoria.

Ocon empezó la carrera con fuerza, ocupando la decimosegunda posición en la parrilla sobre unos neumáticos Pirelli Medium. Mantuvo esa posición al cruzar la línea de salida y estaba a tan solo dos segundos de los diez mejores cuando paró en boxes para instalar un conjunto de neumáticos Hard. Pronto empezó a tener problemas y, pese a varias reparaciones en el vehículo, acabó retirándose de la carrera en la vuelta 28.

El Renault DP World Team suma ya un total de 135 puntos, ocupado así la tercera posición en el Campeonato de Constructores cuando aún quedan por celebrarse cuatro carreras.

Daniel Ricciardo empezó en 5.ª posición y acabó en 3.ª:
"¡Dos podios en tres carreras! Estoy muy contento y esta vez me he acordado del "shoey". Estábamos muy pegados a la quinta posición pero, entonces, Max hizo que saliese el coche de seguridad. Seguir circulando era lo correcto, especialmente después de que Perez parase en boxes. Adelantar aquí es muy difícil y hoy valió la pena correr el riesgo. Lo de Esteban es una pena, porque hoy tenía un gran vehículo. Este resultado implica que hemos alcanzado la tercera posición del Campeonato, que es a lo que aspiraba el equipo. Estoy supercontento de dejar Imola con un gran podio: muchas gracias a todo el equipo. Eso sí, esta vez no hay tatuaje. ¡Creo que Cyril ya ha sufrido suficiente!"

Esteban Ocon empezó en 12.ª posición y no terminó la carrera:
"En general, ha sido un fin de semana duro, con una sucesión de acontecimientos guiados por la mala suerte. Esta tarde hemos tenido varios problemas. Se rompió el conducto de freno, así que tuvimos que parar pronto en boxes para subsanarlo, y luego tuvimos un problema con la caja de cambios. A pesar de todo, estoy muy contento por lo que el equipo ha conseguido hoy, por ese nuevo podio. Bien hecho, Daniel. Es muy positivo para el equipo, nos estamos haciendo fuertes y es un buen augurio para el resto de la temporada y para los meses que nos esperan. Ahora somos terceros en el Campeonato; sabíamos que esto era por lo que luchábamos, así que está bien acabar la semana de esta forma".

Cyril Abiteboul, jefe de equipo:
"Me gustaría empezar pidiendo disculpas a Esteban porque ha sido otra retirada por un problema técnico. Ayer no llevaba mucho recorrido y había empezado bien pese a parar pronto para subsanar la rotura de los conductos. Entonces empezó a experimentar incidencias que causaron algunos problemas con la caja de cambios y tuvo que retirarse. Es una pena porque Daniel ha demostrado que, cuando el coche funciona, hay ritmo y competitividad. Una vez más, la carrera se puso de nuestra parte: parecía que íbamos a acabar en 5.ª posición porque Perez pudo sacar provecho a su inicio en neumáticos medianos e íbamos a conformarnos con eso, pero la retirada de Verstappen nos hizo cambiar de idea. Nuestro equipo de estrategia tomó la decisión controvertida de no parar de nuevo, asumiendo que teníamos ritmo y energía suficientes como para contener la amenaza que se cernía. Fue una decisión valiente, pero valió la pena gracias a la extraordinaria conducción de Daniel. Con la ayuda de sus ingenieros, pudo mantener la temperatura de neumáticos exacta y necesaria durante el largo periodo del coche de seguridad y, durante las últimas vueltas, condujo de forma magistral hasta llegar a la meta y darnos un nuevo podio. Ahora somos terceros en el Campeonato y tenemos que creérnoslo y centrarnos en los fines de semana llegarán muy pronto. Por último, me gustaría felicitar a Mercedes por su séptimo Campeonato Mundial; es un logro excepcional que seguirá inspirándonos a la hora de abordar todo el trabajo que tenemos por delante".

share