Renault DP World F1 Team logró su primer podio en el Campeonato Mundial de Fórmula 1 de la FIA con su nueva formación en un emocionante Gran Premio de Eifel en el Nürburgring, cuando Daniel Ricciardo se hizo con una extraordinaria tercera posición. Como resultado de ello, el equipo alcanzó su primer podio de los últimos 10 años.

Ricciardo escaló tres posiciones, desde la sexta de la clasificación, para hacerse un hueco en el podio final con una diferencia de tan solo 1,4 segundos, tras protagonizar una lucha reñida al volante de Renault R.S.20.

La primera vez que el equipo se subió al podio fue durante el Gran Premio de Bélgica de 2020, después de que Robert Kubica se hiciera con la tercera posición en Spa-Francorchamps.

El equipo hizo un tremendo esfuerzo en pit wall, fábrica y boxes como complemento a la espectacular conducción del australiano, que tuvo que luchar y sudar la gota gorda para preservar sus neumáticos durante las 60 vueltas de la carrera en condiciones de frío y dificultad. Tras hacerse con una buena posición en la primera vuelta, Ricciardo esperó impaciente hasta adelantar por fuera a Charles Leclerc y pasar a la cuarta posición en la segunda curva Después de que Valtteri Bottas parase en boxes, Daniel se hizo brevemente con la tercera posición, antes de efectuar una parada en la vuelta 16 con el coche de seguridad virtual para montar los neumáticos medios.

Con sus oponentes fuera durante el lapso breve del coche de seguridad virtual, el plan de Ricciardo era apañarse con los neumáticos medios hasta el final de la carrera. Y, con la parada posterior de Sergio Perez, tras la que volvió a pista sobre un caucho más nuevo, Ricciardo luchó con uñas y dientes durante las últimas fases de la carrera. Pero un coche de seguridad posterior hizo que Ricciardo tuviese la gran oportunidad de pararse a montar neumáticos blandos y competir con mayor suavidad hasta llegar a la bandera. Perez lo puso difícil en su vuelta a la pista, pero Ricciardo se mantuvo firme y salvó la distancia llegando a la bandera de cuadros con poco más de un segundo de diferencia.

Su compañero de equipo, Esteban Ocon, se retiró en la vuelta 23 por un problema hidráulico cuando estaba consiguiendo una buena puntuación. Tras un comienzo difícil en la línea de salida, Ocon se recuperó espectacularmente y condujo con destreza en la primera mitad del circuito antes de su retirada.

Daniel Ricciardo empezó en 6.ª posición y acabó en 3.ª

"Wow, parece como si fuese la primera vez que me subo a un podio. Esas emociones y ese sentimiento que te invade cuando sales del coche, abrazas al equipo, los mecánicos te dan golpes en el casco... Es increíble y estoy muy contento de que lo hayamos logrado. Obviamente es mi primer podio con Renault y es algo que quería conseguir cuando emprendí este viaje con el equipo. Además, hace dos años y medio que no asisto a esta conferencia así que, para mí, ya hacía tiempo. Viendo los resultados de las últimas carreras, tenía la impresión de que lo lograríamos, así que estoy muy contento de haberlo conseguido. La carrera en sí misma ha sido bastante ajustada y no sabíamos si parar en boxes por segunda vez o no, pero nuestra posición en pista era extraordinaria. Además, después el coche de seguridad nos dio ventaja, así que aprovechamos la ocasión y, al final, hicimos lo correcto. ¡Vaya día!"

Esteban Ocon empezó en 7.ª posición y no terminó la carrera

"Hoy el equipo ha conseguido un resultado extraordinario y quiero felicitar a Ricciardo y al equipo por ese increíble puesto en el podio. Es un gran resultado para el Campeonato de Constructores —eso es lo más importante— y además pone de relieve la evolución del equipo a lo largo de esta temporada. Por mi parte, la verdad es que tenía buena pinta y parecía que íbamos a acabar entre los cinco primeros. No tuve el mejor comienzo pero, en la primera etapa, gestioné los neumáticos bastante bien y estábamos en buena posición. Básicamente perdí la dirección, los frenos y las marchas, y es un problema hidráulico que investigaremos. Es una pena pero nos repondremos y estamos deseando volver a competir".

Cyril Abiteboul, jefe de equipo:

"Es una sensación muy agradable y me gustaría compartir la emoción que experimentamos en pista con todos los miembros del equipo. Para llegar hasta aquí hemos emprendido un largo, largo viaje, y la fecha de hoy marca un hito. Hemos conseguido ese podio: nos lo veíamos venir desde hace un tiempo. Hemos alcanzado el potencial necesario para llegar ahí y hoy se han dado las circunstancias adecuadas. Aunque puede que necesitemos que se cumplan ciertas condiciones, tenemos un coche muy versátil y, cuando se presenta una oportunidad como esta, tenemos el equipo adecuado para aprovecharla. Ricciardo hizo una gran carrera y se lo merecía con creces. ¡Ahora veremos lo que pasa con la apuesta! Es un momento un poco agridulce porque solo uno de los coches llegó a la línea de meta. Ocon estaba conduciendo muy bien hasta que su coche desarrolló un problema hidráulico y tuvimos que retirarle de la carrera. Si no hubiese pasado eso, podríamos haber conseguido una enorme cantidad de puntos, algo muy importante porque la fiabilidad es lo que en última instancia definirá el campeonato de Abu Dhabi. Pero, por ahora, tenemos que celebrar este momento y disfrutarlo, porque es un momento importante en la historia del equipo".

Share